“Ruidos Políticos y educativos en Tamaulipas”

Los ruidos o alborotos que por estos días trascienden en la opinión pública, tienen que ver primeramente con la política. Ayer nos sorprendimos con la noticia de que la Fiscalía General de la República que encabeza Alejandro Gerts Manero, solicitó la iniciación de un “Juicio de Desafuero” para el Gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, para que pueda ser juzgado por su probable responsabilidad en delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, según investigaciones de la UIF (Unidad de Inteligencia Financiera) cuyo responsable es Santiago Nieto Castillo y el Ministerio Público Federal. La documentación que respalda la solicitud entregada al responsable en la Cámara de Diputados como Coordinador de la Bancada de MORENA Moisés Ignacio Mier Velasco, deberá ser ratificada en este día, según trascendió.

Por otra parte, anteayer y después de los festejos del “Dia de la Bandera” y del 200 aniversario de la firma del Plan de Iguala, Cabeza de Vaca declaró ante los medios de comunicación que él siempre ha actuado dentro de la ley, y que se defenderá ante cualquier atropello; afirmó incluso que hoy acudiría a la Cámara de Diputados para enterarse de las acusaciones que le imputan. La dirigencia panista encabezada por Marko Cortés, y personajes del panismo como el Expresidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, coinciden con el Gobernador y asumen que es inaceptable que se utilice una mayoría artificial en la Cámara de Diputados para desacreditarlo.

Estamos seguros que este tema, “este ruido”, sobre el desafuero del Gobernador, determine la Cámara de Diputados lo que determine, es decir, si es procedente o no, estará presente en el desarrollo de las campañas electorales que iniciarán los primeros días de abril y culminarán el 6 de junio del año en curso. Pero existen también otros “ruidos” que no cesan y afectarán también el proceso electoral. El proceso de vacunación que en lo nacional tiene sus dificultades porque el Gobierno Federal depende del cumplimiento de los contratos internacionales firmados con otros países, y por la sistemática descalificación de la metodología utilizada para su aplicación, por los adversarios del régimen, quienes quisieran que el método fuera diferente, y quienes acusan al Gobierno de querer aprovecharse de la vacunación del pueblo como estrategia electoral, cuando la gran mayoría de los mexicanos entiende que es el gobierno actual, quien debe fijar los métodos de vacunación y no sus adversarios.

Pero hablando de “ruidos”, nos parece contraproducente lo que ha sucedido con la declaración de una Asociación Nacional de Escuelas Particulares, que afirma que ellos iniciarán clases presenciales a partir del 1 de marzo. También la declaración del líder de los maestros del SNTE en Tamaulipas, Rigoberto Guevara Vázquez, expresando que los maestros no reanudarán clases hasta que no estén vacunados. Declaración difundida días después de que las autoridades educativas de la entidad, visitaron diversas regiones de la entidad para hacer recomendaciones a los directivos de las instituciones de educación básica sobre los preparativos que tenían que realizarse en caso de que el retorno a clases presenciales, se diera en los próximos meses de acuerdo a las autoridades nacionales de Salud y Educación.

La realidad es que no tiene por que haber “ruidos” sobre este tema de la salud pública y la educación. El Gobierno siempre ha declarado que la reanudación de clases presenciales será después de que en una entidad o en todo el país, el “Semáforo epidemiológico” esté en “verde” y que en todas las escuelas se hayan implementado las medidas necesarias de seguridad y de higiene escolar, incluida la vacunación de todos los maestros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *