“Los líderes charros se rasgan las vestiduras por los empresarios y no por los trabajadores” “Adriana Lozano por aumentos salariales constitucionales año con año” “AMLO se recuperará por su condición física y las buenas vibras de millones de mexicanos”

Ahora que los líderes sindicales de las maquiladoras se rasgan las vestiduras en defensa de las empresas maquiladoras y no de sus representados, hay una buena noticia para los trabajadores, que la Diputada Federal Adriana Lozano Rodríguez, ahora que reanuden las sesiones ordinarias a partir del 5 de febrero, es decir, la próxima semana, informe a la sociedad que en el nuevo periodo de su LXIV Legislatura, su bancada, es decir morenistas, petistas y pesistas, se esforzarán por consolidar los cimientos de la 4T (Cuarta Transformación), que contempla, entre otros importantes temas, acabar con los privilegios y consolidar el cambio hacia un modelo más justo, democrático y representativo. Destaca entre otros temas a discutir, el de garantizar constitucionalmente, el incremento anual al salario mínimo, y que éste sea siempre superior a la inflación anual.

Resulta que en estos días los líderes del SJOIM (Sindicato de Jornaleros y Obreros de la Industria Maquiladora), del STIPME (Sindicato Industrial de Plantas Maquiladoras y Ensambladoras) y otros sindicatos, parecen defender más a las empresas maquiladoras que a sus representados. Lo que deberían defender es un salario mínimo suficiente para alimentar a una familia y que éste fuera por lo menos, de 2.6 salarios mínimos o alrededor de 366 pesos diarios. Actualmente están escatimando el hecho de que los salarios puedan subir al 15 %, ante algunas demandas de trabajadores, pues si éstos son mayores a 1 salario mínimo y menores de esos 2.6 salarios, tácitamente son insuficientes, según expertos socioeconómicos. Además, los líderes a través de los medios se esfuerzan por desinformar a sus trabajadores diciéndoles que la Constitución prohíbe hacer paros “ilegales”, afirmación coreada por comentaristas radiofónicos. Pues claro que la constitución prohíbe paros ilegales, pero los paros ilegales son los no justificados, un “paro” para demandar un salario constitucional, suficiente para alimentar a una familia y apoyarla en sus necesidades de educación, salud y esparcimiento, si es legal. Claro que estos asuntos laborales corresponde arreglarlos a los interesados y en su momento, estamos seguros que ellos sabrán “ponerse las pilas”.

Por lo pronto Adriana Rodríguez expresó que se pronunciarán por aumentos salariales anuales, por acabar con el outsourcing, reformar la ley del Banco de México entre otros temas que discutirán con los funcionarios y demás personajes interesados en ellos. La pandemia será uno de los tantos asuntos que abordarán y seguramente tomarán medidas ante la desinformación que tendenciosamente realizan algunos medios. Por ejemplo, en medios locales escuchamos comentarios en el sentido de que, qué bueno que el Presidente Andrés Manuel López Obrador hubiera dado marcha atrás en lo de permitir que los Gobiernos de la “Alianza Federalista” pudieran comprar vacunas en cualquier parte del mundo donde se las vendieran y que, palabras más, palabras menos, eso podría corregir los rezagos del Gobierno Federal en el proceso de vacunación, según algunos medios, desordenado y anárquico. Los comentaristas locales consideraron que, como adivinos que son, la determinación de AMLO acelerará el proceso de vacunación. Para nada reflexionaron sobre el momento en que la iniciativa de los gobernadores federalistas (panistas), se podría concretar. Primero que todo, las empresas del mundo productoras de vacunas atienden las demandas de los Gobiernos que desde hace medio año iniciaron las gestiones para adquirir vacunas. De manera que para atender al gobierno de Nuevo León o Tamaulipas o cualquier otra entidad, tendrían que esperar hasta agosto más o menos, para adquirir las vacunas que ellos crean que necesitan. Para entonces el gobierno federal ya habrá vacunado a la mitad de la población nacional y no como ellos suponen, al considerar, de mala fe, pensamos nosotros, que el ritmo del proceso de aplicación de la vacuna en los primeros momentos, será el mismo siempre, aun y cuando en las conferencias “mañaneras”, López Obrador difundió sistemáticamente, que las brigadas de vacunación se irían multiplicando, conforme fueran llegando las vacunas y que éstas (las brigadas), llegarían a 10 mil, considerando además que la cantidad de vacunas que están llegando al país, ira creciendo progresivamente de febrero en adelante.

A propósito de Andrés Manuel, lamentamos que, en su cotidiano trabajo de muchas horas diarias de lunes a domingo, de estar buscando y dando soluciones a los problemas del país, se haya contagiado de Covid-19, pero estamos seguros de que su constitución física y las buenas vibras de su familia y sus decenas de millones de seguidores, le permitirán recuperarse lo más pronto posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *