“La vacunación avanza a pesar de los medios” “PAN, PRI y PRD apoyados en radio, prensa y TV, descalifican al Gobierno” “Salud y Educación, punto de apoyo para impulsar cambios”

Los procesos de vacunación a maestros están avanzando en el país, tanto en las entidades en “semáforo verde” como en “amarillo”. Igualmente, el proceso nacional de vacunación avanza y actualmente la gran mayoría de los médicos, enfermeras y adultos mayores, ya se aplicaron las dos dosis de la vacuna Pfizer. Esto ha sucedido a pesar de las descalificaciones politiqueras de algunos de los grandes medios de comunicación que magnifican los incidentes y errores cometidos, politizan el esfuerzo federal, realizado tan oportunamente, de la adquisición de las vacunas en Bélgica, La India, China, Inglaterra, Argentina y otros países que la están produciendo, con la finalidad de aminorar sensiblemente el número de fallecidos, para recuperar lo más rápido posible, los procesos de producción que nos permitan recuperar los empleos perdidos el año pasado y reiniciar el desarrollo del país.

Como estamos en un proceso electoral que pone en juego la disputa por ganar la mayoría de la Cámara de Diputados, 15 gubernaturas, buena parte de los Congresos Estatales y más de mil Ayuntamientos, las descalificaciones a todas las acciones federales por parte de los partidos políticos (PRI, PAN y PRD), desplazados del poder desde el 1 de julio de 2018, han politizado tanto la vida nacional, que tragedias como la de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México, que causó alrededor de 24 muertos y decenas de heridos, lo definen como culpa directa de AMLO (Andrés Manuel López Obrador) y sus principales alfiles para la sucesión presidencial del 2024, Marcelo Luis Ebrard Casaubón y Claudia Sheinbaum Pardo.

Son lamentables todas las tragedias, sean propias o ajenas. Algunas de las que vivimos en estos tiempos, como el de que los mexicanos seamos el primer lugar en obesidad infantil, que tengamos también el primer lugar en obesidad en el mundo y que por tal motivo tengamos una de las mayores tasas de mortalidad por “covid 19”, obligan a nuestras autoridades de salud y educación a tomar medidas muy severas de control del consumo de alimentos chatarra. Sabemos que en las escuelas y en los hogares se forman muchos de los malos hábitos de consumo de ese tipo de alimentos ricos en grasas poliinsaturadas, azúcares, harinas y sales refinadas; por eso nos da gusto que se haya prohibido el consumo de todos esos productos, por parte de las autoridades en las instituciones educativas y que con el retorno a clases presenciales que podría ser en los meses de mayo y junio o si no hasta el siguiente año escolar, se empiece a proteger a los infantes, incluso prohibiendo las campañas de publicidad de comida chatarra en radio, prensa y televisión.

El sistema educativo nacional que tan corto se ha quedado al cancelar la Reforma punitiva de Enrique Peña Nieto, si los sectores de Salud y Educación se apoyan mutuamente en la defensa de la salud de los infantes, tendrían un punto de apoyo para impulsar los cambios radicales que sugieren expertos como Hugo Aboytes, Pedro Salmerón Sanginés y otros no menos importantes que aprecian que los procesos de aprendizaje implican el abordaje de una multiplicidad de estrategias pedagógicas y metodológicas para apoyar a las nuevas generaciones y para conformar los nuevos perfiles de los educadores de éstos, y preparar a las nuevas generaciones de los tiempos por venir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *