“Críticos de AMLO, omisos del robo a la nación en 1988-2018” “En Argentina, Alfonsín fue rápido contra los criminales” “¿En México López Obrador es lento?”

Cada que se hacen escándalos mediáticos por las acciones de AMLO (Andrés Manuel López Obrador) en relación con las conductas delictivas de los gobiernos neoliberales, descalificándolo y situándolo como un gobernante dictatorial, y cada que los presuntos delincuentes de esos tiempos son citados por la Fiscalía General de la República y (o) por la UIF (Unidad de Investigación Financiera), “ponen el grito en el cielo” los grandes medios de comunicación con algunas excepciones, aunque antes de diciembre de 2018, generalmente fueron omisos ante el gran robo a la nación cometido por los gobernantes, principalmente entre 1988 y 2018 con la “venta de garaje” de tierras, minas, teléfonos, radio, televisión, bancos, industrias, ferrocarriles y fideicomisos pertenecientes a la nación, valuados en billones de pesos.

ACAPULCO, GUERRERO, 25JUNIO2018.- El candidato a la presidencia de México de la coalición “Juntos haremos historia” Andrés Manuel López Obrador, encabezó un mitin en el zócalo de Acapulco, en donde miles de personas se concentraron para escuchar su mensaje de cierre de campaña. FOTO: CARLOS ALBERTO CARBAJAL /CUARTOSCURO.COM

Ante tan tremenda rapacería, a la que se sumaron billonarias sumas, aunque se le quitaron 3 ceros a la moneda a principios de los años “90”, con los actos de corrupción en todas las Secretarias de Estado, tanto en tratamientos con empresas transnacionales como nacionales, la ciudadanía “botó” a los bandidos con su “voto” en julio de 2018, para que los metieran al “bote”, sin embargo, AMLO se ha tardado en hacerlo. Por otra parte, el Presidente al parecer, quiere dar pasos seguros en su ejercicio gubernamental, pues, como él lo afirma, lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer.

Al revisar la dinámica de nuestros tiempos y la lentitud de los procesos justicieros en nuestro país, nos asomamos a la experiencia que se tuvo en Argentina cuando con Raúl Alfonsín (1983-1989), se vivió una época justiciera contra los Generales dictatoriales encabezados por Jorge Rafael Videla, quien llegó al poder en 1976 y continuó con una serie de persecuciones y asesinatos cometidos en los años “70s” con la excepción del breve periodo de 49 días del peronista, Héctor Cámpora en 1973.

Al inicio de su Gobierno, Alfonsín nombró la CONADEP (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas), una especie de comisión de asesoría con el objetivo de investigar las graves violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura militar. La CONADEP recorrió todo el país, investigó y documentó todas las acciones de terrorismo de Estado. Recorrió todo el país en busca de testimonios de sobrevivientes, de familiares, de represores y de los edificios utilizados como centros de detención; realizaron un inventario de todas las desapariciones denunciadas y de todos los centros clandestinos; confeccionaron mapas, clasificaron los relatos e hicieron un análisis a fin de reconstruir el modo de operar del terrorismo de Estado, encontrando que fueron desaparecidos más de 8 mil ciudadanos. En 1984 se creó un tribunal que sustituyó al militar que demoraba la aplicación de la justicia y en 1985 se realizó el juicio a los generales Rafael Videla, Emilio Eduardo Massera y Roberto Eduardo Viola entre muchos otros, los primeros dos a prisión perpetua y los demás, a condenas menos graves.

En lo internacional trascendió la rapidez con la que se ejecutaron las órdenes de aprehensión y los juicios realizados en Argentina, por eso en México, mucha gente se desespera y quisiera que López Obrador, metiera a la cárcel a todos los que lo merecen, de la manera más rápida posible, pero la realidad es que quienes merecen la cárcel son muchos y el sistema de justicia mexicano todavía tiene jueces que no defienden a la nación sino a los intereses privados. Lo apreciamos en los asuntos de la Reforma a las Leyes Secundarias de la C.F.E (Comisión Federal de Electricidad), en las que se privilegiaba a los empresarios extranjeros y nacionales y se castigaba financieramente a la CFE. Entonces, como dice el destripador de Londres: “Vamos por partes”.

AMLO ha denunciado las corruptelas del saqueo a la nación aprobadas en la Reforma Energética de Enrique Peña Nieto y el método utilizado con los senadores y diputados para sacarla adelante, luego ha propuesto la Reforma a las Leyes Secundarias que hace unos días han sido aprobadas, y como se está viendo, si los jueces amparan a quienes se oponen al nuevo método de distribución de la energía eléctrica que privilegia el interés de la nación, entonces AMLO tendrá que profundizar más pronto los cambios constitucionales si quiere garantizar el bienestar de la sociedad y extrapolar la experiencia argentina. Ya veremos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *