“AMLO, luchador social ligado a los pobres de México” “Sus propuestas congruentes con sus ideas” “Sus adversarios son viscerales, derechistas y levanta cejas”

El discurso recurrente de AMLO (Andrés Manuel López Obrador) desde que se convirtió en un luchador social, ha estado siempre relacionado con los pobres, los desheredados, con su defensa, e igualmente contra los gobiernos corruptos, contra sus beneficiarios y contra las injusticias. Cierto que López Obrador primero fue parte del PRI, pero del PRI nacionalista, como también lo fueron Cuauhtémoc Cárdenas Solorsano, Porfirio Muños Ledo y otros que rompieron con ese partido cuando fue dominado por los tecnócratas salinistas, fundaron primero el PRD aliándose con la izquierda histórica, PMS (Partido Mexicano Socialista) que entonces dirigía Pablo Gómez Álvarez y luego el Partido MORENA (Movimiento de Regeneración Nacional). Por su congruencia entre el pensar y el actuar, por su honestidad valiente, como rezaba otra de sus propuestas y su práctica política, Andrés Manuel, despertó simpatías en las mayorías sociales y antipatías en las minorías, al igual que en los beneficiarios de las políticas de despojos a la nación. Ahora como gobernante y con las acciones que está impulsando, está siendo coherente con sus discursos de muchas campañas electorales y luchas sociales en décadas de la vida nacional. Una de sus frases preferidas, “Por el Bien de Todos Primero Los Pobres”, se ha reflejado en sus propuestas legislativas y en sus acciones de Gobierno. El hecho de que por ley se apoye a los adultos mayores, a los campesinos pobres, madres solteras, estudiantes pobres, jóvenes estudiantes y jóvenes que ni trabajan ni estudian del campo y de la ciudad, estableciéndose esos apoyos en el Artículo 4º. Constitucional, e igualmente que esté actualmente preocupado por rescatar de las garras de la privatización, tanto a PEMEX como a la CFE (Comisión Federal de Electricidad), está siendo duramente criticado.

Pero entendemos que sus propuestas están ligadas a la justicia, al cumplimiento estricto de la ley. El Estado de derecho no puede ser sostenido sin que se cumpla con el pago de impuestos y se presume que quienes más ganan, más deberían pagar para que se pueda cumplir con las obligaciones de ofrecer educación, salud y cultura gratuitas y garantizar todos los derechos sociales de los mexicanos. Todo esto sin dejar de ser un país capitalista. Como lo son países como Finlandia, Suiza, Noruega, Alemania, Japón, Francia o Italia, países donde la tasa impositiva es mayor para quienes ganan más, y las empresas cumplen con sus aportaciones al fisco, hecho que permite resolver de mejor manera todas las demandas sociales de sus países.

De todas maneras, la de­recha, que representan partidos como el PRI, que hoy cumple 92 años de haber sido fundado, primero como PNR (Partido Nacional Revolucionario), después como PRM (Partido de la Revolución Mexicana) (1938-1946 y finalmente como PRI (Partido Revolucionario Institucional) de 1946 a la fecha, al igual que el PAN fundado el 16 de septiembre de 1939 para contrarrestar la política cardenista de 1936-1940, quienes hasta hace poco tiempo (2018), eran los beneficiarios de los largos tiempos de la corrupción de nuestras instituciones, principalmente desde 1982 a 2018, están visceralmente en contra de la 4ª. T. (Cuarta Transformación). Son los que Vicente Fox Quesada denominaba como los del “círculo rojo”, algunos medios de comunicación, periodistas “levanta cejas”, locutores, empresarios políticos y sindicatos corruptos. Ellos son los que están asustados por las políticas de AMLO, por su programa liberal, por su deseo de gobernar con justicia y equidad. Cuestionan todas sus acciones y las descalifican a priori. Adivinan el futuro y afirman que marchamos hacia un precipicio. Los hechos sin embargo con todo y pandemia nos demuestran lo contrario. La vida del país transcurre con relativa tranquilidad hacia la solución sistemática de sus problemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *